Somos un pueblo bombardeado con distracciones. Están en todas partes, fácil y agradable. Anuncios, memes, horarios de autobuses, listas de compras, calendarios de eventos, redes sociales… pueden abrumar rápidamente la riqueza cotidiana de la vida. Simplemente salga a cenar y vea cuántas personas no se hablan porque están pegados a sus teléfonos. Aquí hay 10 maneras de comenzar a vivir con más intención, enfoque y propósito.

Buscar. Desconecta tu teléfono. Aléjese de la tableta.

Presta atención. Al menos una vez al día, asegúrese de alejarse de su ajetreo y observar el mundo que lo rodea. De que color es el cielo? ¿Qué sonido hace el viento?

Tranquilizarse. Dale a tu mente un descanso de la sobrecarga constante. Apague cualquier matraca que esté a su alrededor y simplemente quédese quieto y en silencio por un momento.

Define quién eres y qué quieres. Puede tomar toda una vida entender estas preguntas y eso está bien. ¿Quién eres tú en este momento ahora mismo? ¿Qué bien podrías estar haciendo? Haz una declaración de misión personal.

Sueño grande. Visualizar lo que deseas es algo poderoso. ¿Puedes ver la vida que anhela tu corazón? Piensa en un plan para llegar a ese lugar.

Hacer metas. Concéntrese y establezca metas pequeñas y alcanzables para usted, algo que pueda marcar fácilmente en una lista. Sin embargo, no confunda la satisfacción de marcar una lista con la profundidad del alma de la intención. La intención interna debe ser lo primero, de lo contrario, solo quedarán marcas de bolígrafo en un bloc de notas.

Conéctate con las personas que te rodean. Aquí es donde está la vida: en los momentos titilantes entre usted y su hijo, entre extraños en el supermercado, consolándose, regocijándose con amigos. Saborea estos momentos y reconoce su sacralidad. Estar.

Nutrir tú mismo. Sea amable con el alma dentro de usted. Eres un ser humano frágil, fuerte, hermoso, capaz de cosas increíbles. Tómese el tiempo para reconocer que vale la pena el viaje.

Tomar acción. Dedique diez o quince minutos cada día a ser la persona que pretende ser hasta que se sienta natural y se convierta en una forma de vida.

Estar abierto. Es posible que las cosas no salgan como las imaginaste. Tus acciones y objetivos pueden fracasar. Fracasa con valentía. Ábrete a los diferentes caminos que te puede ofrecer tu vida. Puede llevarte a un lugar mucho más hermoso de lo que jamás imaginaste.

Por favor, comparta en las redes sociales si esta publicación le resultó útil. ¿Te gusta esta columna? Regístrese para suscribirse a las alertas por correo electrónico y nunca se perderá una publicación.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

10 maneras de vivir con intención, enfoque y propósito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *