¿Alguna vez ha tenido una interacción agradable con un compañero de trabajo que de repente salió mal?

Tal vez hiciste una broma un poco subido de tono que no funcionó del todo, o estabas bromeando con un colega cuando de repente se excusó para contestar una llamada telefónica sospechosamente silenciosa.

El hecho es que del 60 al 90 por ciento de nuestra comunicación con los demás es no verbal.

Con eso en mente, es increíblemente importante prestar atención no solo a lo que dicen sus compañeros de trabajo, sino también a cómo lo dicen. Es igualmente importante, por supuesto, controlar cómo se está dando la impresión.

Aquí hay 16 señales sociales que se pasan por alto fácilmente y que debe tener en cuenta en el lugar de trabajo, y cómo debe responder a ellas:

1. Espacio personal

Si tu compañero de trabajo se aleja poco a poco de ti cuando hablas, es posible que estés invadiendo su burbuja personal.

Estar demasiado cerca (o lejos) de alguien puede ser incómodo. Para las interacciones con la mayoría de los estadounidenses y los europeos occidentales, intente mantener una distancia de aproximadamente tres pies, dependiendo de qué tan familiarizado esté con la otra persona.

El espacio personal y las normas de contacto físico varían según la cultura, así que repase su destino de negocios antes de viajar.

2. Tono de voz

No se limite a escuchar lo que dicen sus compañeros de trabajo: preste atención a la inflexión, el tono, la articulación y el volumen de su discurso. Es igualmente esencial, como podría decirle cualquier gran orador, regular su propio tono.

No desea que los oyentes malinterpreten su significado basándose en asociaciones no verbales. La entonación y la inflexión vocales son muy importantes tanto en las reuniones como en las presentaciones.

3. Tono del texto

Si bien el tono de voz suele ser bastante simple de discernir, analizar los correos electrónicos puede ser un poco más complicado.

Tenga cuidado con las declaraciones más cortas: un escueto «¿Por favor, aconséjeme?» podría significar, «¿Por qué estás dejando caer la pelota en esto?» Asegúrese de revisar sus propios mensajes para asegurarse de que está enviando correos electrónicos efectivos que cumplan con lo que necesita.

4. Registro vocal

Ya sea que esté haciendo una pregunta o escuchando una presentación, tenga en cuenta el tono de voz del orador. Los registros más altos tienden a sugerir emoción, mientras que los registros más bajos suelen reservarse para asuntos más serios.

5. Contacto visual

Los ojos movidos pueden ser un síntoma de ansiedad o inseguridad. Si alguien te mira directamente a los ojos, es porque tiene mucha confianza o se siente muy cómodo en la conversación. Ambas son impresiones que debes tratar de transmitir.

6. Inquietud

Hablando de ansiedad, la inquietud es un signo universal de incomodidad. Si estás hablando con alguien y comienza a jugar con su cabello o se mueve de un pie al otro, es posible que se sienta incómodo o no esté interesado en la conversación.

Sea consciente de su propia inquietud e intente eliminar cualquier hábito nervioso que pueda indicar desinterés.

7. Brazos cruzados

Si, por el contrario, tus compañeros de trabajo están parados con los brazos cruzados, es posible que estén adoptando una postura defensiva. Si alguien se cierra físicamente, es probable que también se cierre a la conversación.

8. Opciones de vestuario

Vístete para el trabajo que quieres, no para el trabajo que tienes. Los que visten bien proyectan más confianza que los que no. Entonces, si un compañero de trabajo no se viste lo mejor posible, es probable que tampoco se sienta lo mejor posible.

9. Expresiones faciales

Su expresión facial a menudo (consciente o inconscientemente) está ligada a la emoción. Entonces, si un compañero de trabajo frunce el ceño, sin importar lo que diga, es probable que no esté de buen humor. Si está tratando de transmitir una perspectiva optimista, asegúrese de que su rostro esté enviando el mismo mensaje.

10. Estilo de sonrisa

Es bastante fácil distinguir una sonrisa falsa de una genuina. Una sonrisa real involucra más músculos faciales y más arrugas alrededor de los ojos, por lo que es fácil diferenciar entre una sonrisa genuina y una sonrisa forzada.

11. Postura atenta

La próxima vez que hable con alguien, observe si ha apuntado con los dedos de los pies y ha enderezado los hombros hacia usted. Si es así, significa que tienes toda su atención.

12. Reflejo

¿La persona con la que estás hablando refleja tu postura física o tu tono de voz? Si es así, lo más probable es que estén haciendo un esfuerzo genuino para interactuar con usted, ya sea que el reflejo sea intencionado o subconsciente.

13. Comprobando la tecnología

Si un compañero de trabajo revisa constantemente su teléfono (o reloj inteligente) durante una conversación o presentación, el mensaje que está enviando es muy claro: no está interesado en lo que la otra persona tiene que decir.

Para transmitir respeto, asegúrese de mantener su teléfono en su bolsillo mientras otros hablan.

14. Mala postura

Si bien muchos de nosotros tenemos una mala postura por estar encorvados sobre nuestras computadoras, los hombros notablemente caídos son a menudo un signo de agotamiento. Si nota que un compañero de trabajo se encorva, sería mejor darle un poco de espacio.

15. Silencio repentino

Si entras en una conversación y todo se queda en silencio, haz una salida sutil; es probable que hayas interrumpido un momento privado.

16. Interviniendo

Si se une a una conversación, asegúrese de que sus compañeros de trabajo estén tan comprometidos como usted.

Si te encuentras monólogo mientras tus compañeros de trabajo dan respuestas concisas de una sola palabra, entonces podría ser mejor alejarse con gracia, o al menos ceder el control del chat.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

16 señales sociales que no captas en el trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *