La inteligencia emocional está experimentando un resurgimiento. El concepto, que enseña que hay poder en la comprensión y el manejo de las emociones, ganó popularidad por primera vez hace décadas. Y los principios detrás de esto han existido durante siglos.

Aún así, hay muchos que no están seguros de qué es realmente la inteligencia emocional y cómo se ve en el mundo real. ¿Es solo un conjunto de pautas para «sentirse bien»? ¿Es simplemente la capacidad de mostrar sentido común? O es algo más?

En mi libro, EQ aplicado: la guía del mundo real para la inteligencia emocional, me propuse responder algunas de estas preguntas utilizando ejemplos del mundo real e investigaciones actuales. A continuación, encontrará respuestas a cinco de las preguntas más populares relacionadas con la inteligencia emocional y descubrirá por qué es importante que trabaje para desarrollar la suya.

¿Qué es la inteligencia emocional?

En pocas palabras, la inteligencia emocional es la capacidad de identificar, comprender y gestionar las emociones. Es una habilidad práctica que le permite usar el conocimiento sobre las emociones para informar decisiones personales y administrar sus pensamientos y acciones.

La inteligencia emocional es la capacidad de hacer que las emociones trabajen a tu favor, en lugar de en tu contra.

¿Cuáles son los cuatro tipos de inteligencia emocional?

Para comprender el alcance completo de la inteligencia emocional, es útil dividirla en cuatro facetas o habilidades generales.

Conciencia de sí mismo es la capacidad de identificar y comprender tus propias emociones y cómo te afectan. A través de la autoconciencia reconoces cómo tus sentimientos pueden ayudarte o impedirte alcanzar tus metas. Te vuelves consciente de tus tendencias emocionales, fortalezas y debilidades.

Autogestión lleva las cosas un paso más allá: es la capacidad de manejar las emociones de una manera que le permita realizar una tarea, alcanzar una meta o proporcionar un beneficio. Incluye la cualidad del autocontrol, que es la capacidad de controlar tus reacciones emocionales.

Conciencia social es la capacidad de percibir con precisión los sentimientos de los demás y comprender cómo esos sentimientos influyen en el comportamiento. Para lograr la conciencia social, debes ser empático, dispuesto a ver y sentir las cosas desde la perspectiva de los demás.

Gestión de relaciones le permite sacar el máximo provecho de sus relaciones con los demás. En lugar de tratar de obligar a los demás a actuar, le permite usar la perspicacia y la persuasión para motivarlos a actuar. También incluye la capacidad de fortalecer el nivel de confianza entre usted y los demás.

¿Cómo saber si eres emocionalmente inteligente?

Al igual que lo que podrías considerar como inteligencia tradicional, todo el mundo posee un grado de inteligencia emocional.

Sin embargo, es difícil medir la inteligencia emocional ya que las pruebas son inherentemente subjetivas e imperfectas. No obstante, aquí hay una prueba de cinco minutos que puede tomar y que lo ayudará a determinar no solo qué tan emocionalmente inteligente es, sino también dónde se encuentran sus fortalezas y debilidades.

Aquí hay un resumen rápido de la prueba:

1. ¿Trato de controlar mis pensamientos?

2. ¿Pienso antes de hablar?

3. ¿Aprendo de los comentarios negativos?

4. ¿Reconozco a los demás?

5. ¿Tengo una visión equilibrada de mí mismo?

6. ¿Escucho el mensaje y no solo las palabras?

10. ¿Doy comentarios útiles?

11. ¿Me disculpo voluntariamente?

12. ¿Perdono? y ¿olvidar?

13. ¿Cumplo mis compromisos?

14. ¿Sé manejar las emociones negativas?

15. ¿Practico el autocuidado?

16. ¿Me concentro en lo que puedo controlar?

17. ¿Puedo saber cuándo otros están usando mis emociones para manipularme o controlarme?

[For a more detailed explanation of the test, read this.]

¿Se puede enseñar la inteligencia emocional?

Sí, hasta cierto punto. Una variedad de factores afectarán su capacidad para comprender y manejar las emociones, incluidos sus genes y su entorno. Y tus años de formación definitivamente juegan un papel importante.

Pero la investigación demuestra que puedes desarrollar estas habilidades. Por ejemplo, la profesora de psicología de Stanford, Carol Dweck, ha demostrado las ventajas de tener una «mentalidad de crecimiento» frente a una «mentalidad fija». En otras palabras, las personas que creen que sus talentos pueden desarrollarse a través del trabajo arduo, una estrategia eficaz y la retroalimentación de los demás (mentalidad de crecimiento) tienden a lograr más que aquellos que creen que sus talentos son dones innatos con un potencial de desarrollo finito (mentalidad fija).

También puedes aplicar la mentalidad de crecimiento a la inteligencia emocional.

¿Cómo puedo volverme emocionalmente inteligente?

La inteligencia emocional comienza con la autoconciencia. A menudo pasamos por la vida reaccionando, sin pensar realmente en cómo o por qué respondemos de la manera en que lo hacemos.

Pero puede desarrollar la autoconciencia haciendo las preguntas correctas. Por ejemplo, comience por preguntarse: ¿En qué situaciones encuentro que las emociones trabajan en mi contra?

Una vez que haya identificado algunas áreas, puede pedirle a alguien de su confianza que le dé su opinión sobre la misma pregunta. Podría ser un miembro de la familia, un amigo cercano u otro confidente. Deja en claro que estás trabajando para mejorar y que quieres que respondan la pregunta con honestidad; luego, permita suficiente tiempo para que puedan pensar en la pregunta.

Algunas otras preguntas que puedes hacerte a ti mismo (y a otros):

  • ¿Qué efecto tiene mi comunicación en los demás?
  • ¿Cómo describiría yo (o usted) la forma en que tomo decisiones?
  • ¿Tiendo a tomar decisiones lenta o rápidamente?
  • ¿Cómo mi estado de ánimo o mis emociones afectan mis pensamientos y la toma de decisiones?
  • ¿Tiendo a centrarme en los rasgos positivos o negativos de los demás?
  • ¿Qué rasgos en los demás me molestan? ¿Por qué?
  • ¿Me resulta difícil admitir cuando me equivoco? ¿Por qué o por qué no?

Y si buscas un conjunto de trucos sencillos que te ayuden a poner en práctica tu inteligencia emocional, prueba estos.

Es importante saber que la inteligencia emocional no se trata de diseccionar cada sentimiento que tienes. Más bien, es la capacidad de buscar una comprensión más profunda cuando es beneficioso, o simplemente disfrutar el momento cuando no lo es.

Las emociones son hermosas, nos hacen humanos. Pero también pueden generar grandes arrepentimientos si permitimos que nos controlen. Cuando, en cambio, te esfuerzas por aprovechar el poder de tus emociones, evitas convertirte en un esclavo de tus sentimientos.

Eso es hacer que las emociones trabajen a tu favor, en lugar de en tu contra.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

5 de las preguntas más populares sobre inteligencia emocional, respondidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *