Dado que muchas empresas planean aumentar su plantilla en los próximos 12 meses, los empleados se encuentran en el asiento del conductor con una influencia sin precedentes en lo que respecta a cómo y dónde quieren trabajar. Para los empleadores, este cambio de poder ha causado toda una nueva serie de desafíos, agravados por una escasez crítica de trabajadores. De hecho, según el índice de confianza de los directores ejecutivos de Vistage más reciente de mi lugar de trabajo, el 62 por ciento de los directores ejecutivos dijeron recientemente que los desafíos de contratación están afectando su capacidad para operar a plena capacidad.

La rápida adopción de un modelo de trabajo flexible e híbrido debido a la pandemia ha significado un reexamen de lo que se necesita para retener y atraer talento. El liderazgo opera sin un libro de jugadas en lugar de aprovechar las mejores prácticas y estrategias comprobadas; No es ningún misterio por qué muchos directores ejecutivos luchan por diseñar la fuerza laboral que necesitan.

Hay algunos factores importantes que pueden hacer o deshacer una organización cuando se trata de navegar por estas aguas desconocidas. De la misma manera que las universidades reclutan atletas, las empresas deben diseñar una estrategia inteligente que atraiga a los empleados actuales y potenciales en múltiples niveles para ser competitivos. Si bien el informe de Vistage encontró que el 51 por ciento de las organizaciones están refinando las estrategias de reclutamiento para impulsar su posición en la guerra de talentos, hay algunos pasos vitales que todas las empresas deben tomar en este momento, que incluyen:

Ofrecer trayectoria profesional y centrarse en el desarrollo del liderazgo.

Las personas están hambrientas de una carrera con significado y propósito en lugar de solo un trabajo en el que marquen el reloj. La mitad de las empresas encuestadas se están enfocando en desarrollar su fuerza laboral existente, lo cual es vital ya que el desarrollo de liderazgo es el aspecto menos invertido y menos utilizado tanto de la retención como de la cultura de la empresa. Estas acciones crean oportunidades para liberar talento para asumir roles más estratégicos y significativos a medida que desarrollan sus carreras.

Ofrecer un sólido plan de compensación y beneficios, más allá del salario

El salario es sin duda una de las ventajas más competitivas, y el 79 por ciento de los líderes empresariales han aumentado recientemente los salarios, mientras que el 22 por ciento ofrece bonos de contratación, según el informe de Vistage.

Aún así, se deben considerar otros factores para subir la apuesta. Los planes de propiedad de acciones, las bonificaciones puntuales, los días de compensación y los beneficios adicionales pueden aumentar la lealtad de los empleados y muchos empleados ahora esperan que formen parte del paquete de compensación. Seguro de salud sólido, reembolso de matrícula y oportunidades de desarrollo de habilidades son otros beneficios importantes para los trabajadores de hoy.

Adopte una cultura única desde arriba hacia abajo

Las personas quieren sentir que pertenecen y son valoradas en el trabajo, que es donde entra en juego la cultura única de la empresa. La única forma de crear una cultura auténtica es enraizarla en la misión, la visión y los valores de una empresa y darle vida a través del liderazgo.

Ofrecer flexibilidad para fomentar la motivación.

Si bien muchos esperan volver a colaborar en persona con sus colegas pronto, más trabajadores quieren flexibilidad a través de un enfoque híbrido del trabajo. Los directores ejecutivos deben decidir qué funcionará para sus empleados y su empresa en el futuro.

Sin embargo, para competir en estas guerras de nuevos talentos, los directores ejecutivos deben hacer más que diseñar estrategias inteligentes y competitivas para la contratación. También deben acelerar su toma de decisiones. La rápida interrupción del capital humano que introdujo la pandemia no se ha ralentizado.

Vistage informa que el 38 por ciento de los directores ejecutivos creen que los empleados están dejando sus organizaciones por salarios más altos, y el 18 por ciento cree que están buscando mejores oportunidades de carrera/desarrollo. Para ganar las guerras de talento de hoy, los líderes de la empresa deben concentrarse en las áreas de decisión clave y estar preparados para actuar con rapidez.

Ganar antes de la guerra

Es vital que las empresas no den razones a los empleados para irse. Asegúrese de que los empleados se sientan escuchados y valorados. Venda continuamente los beneficios de ser parte de su organización y hágales saber hacia dónde se dirige la empresa y cómo son críticos para llegar allí. No les dé una razón para responder a la llamada de un reclutador o hacer una llamada propia.

Elige tus batallas

Identifique a los empleados clave e involúcrelos y conéctese con ellos de manera proactiva. Ya sea a través de aumentos salariales y bonificaciones puntuales, o inversiones estratégicas en su trayectoria profesional, identificar a quién quiere a largo plazo (y, lo que es más importante, a quién no quiere) garantizará la fuerza laboral más sólida.

Espere algunas pérdidas

Las personas, incluidas las que sabes que necesitas, se irán. Los directores ejecutivos deben sentirse cómodos con la incomodidad. Muchos tendrán que ceder algo de control y empoderar a los gerentes para que tomen más decisiones sobre cómo funcionarán sus informes directos. No existe un libro de jugadas para el cambio rápido que ha visto el mundo de los negocios, pero cuando los ejecutivos confían en sus gerentes, a menudo se pueden tomar decisiones mejores y más rápidas.

Los próximos 12 a 18 meses probablemente verán tanto ensayo y error como los últimos 18 meses. Nadie va a clavar su estrategia de contratación y retención desde el principio, pero al estar abiertos a aprender de los desafíos y trabajar con los gerentes, los líderes pueden tomar mejores decisiones y, en última instancia, crear una estrategia ganadora.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

7 formas de competir por los empleados en la nueva guerra de talentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *