Todos quieren tener más confianza, pero no todos saben cómo ser asertivos. Asertivo cae justo entre pasivo y agresivo. Si eres pasivo a la hora de expresar tu opinión, puedes parecer sumiso. Y si eres agresivo con tu punto de vista, puedes parecer un hostil o, peor aún, un matón.

Pero si aprendes a ser asertivo, podrás expresarte sin ser pasivo o agresivo, y tendrás más posibilidades de conseguir lo que quieres.

Aquí hay siete formas simples de ayudarse a sí mismo a ser más asertivo.

1. Comprender la asertividad.

La asertividad es una habilidad interpersonal en la que demuestras la confianza saludable para defenderte a la vez que respetas los derechos de los demás. Cuando eres asertivo, no eres ni pasivo ni agresivo, sino directo y honesto. No esperas que otras personas sepan lo que quieres, así que hablas para pedir lo que necesitas con calma y confianza.

2. Mantenga su estilo de comunicación en línea.

Cuando se trata de ser asertivo, el estilo de comunicación es crítico y la clave es ser respetuoso con aquellos con quienes intenta comunicarse. Presta atención a tu lenguaje corporal, así como a las palabras que dices, y asegúrate de ser congruente en tus palabras, lenguaje corporal y tono. Nunca espere que la gente lea su mente; si quieres algo, dilo, y si algo te molesta, habla. Muestre confianza al hacer una solicitud o indicar una preferencia. Párese derecho, inclínese un poco, sonría o mantenga una expresión facial neutral y mire a la persona a los ojos.

3. Comprender y aceptar las diferencias.

La asertividad no significa despreciar los puntos de vista de otras personas. Así como expresas tu propia opinión, trabajas para comprender otros puntos de vista. No permita que las diferencias lo molesten o lo hagan enojar; recuerda que las diferencias no significan necesariamente que tú tengas razón y la otra persona esté equivocada. Trate de entender su punto de vista. Escuche con respeto y no interrumpa cuando están hablando.

4. Hablar simple y directamente.

Cuando practicas la asertividad, es importante hablar de una manera que no implique acusaciones o que la otra persona se sienta culpable. Decir tu verdad con franqueza no debería significar hacer que los demás se sientan mal. Sea simple, directo y conciso, y diga lo que sabe que es cierto para usted. Cuando te afirmes, recuerda, menos es más. Mantenga sus solicitudes libres de explicaciones sinuosas o prolijas.

5. Ejercer el poder del «yo».

Para ser asertivo sin parecer hostil, use declaraciones en «yo». Acostúmbrate a decir cosas como «Creo…» o «Siento…» Nunca uses lenguaje agresivo o frases como «Tú nunca…» o «Tú siempre…» Estas declaraciones desencadenan otras personas, dejándolos frustrados, y cierran la conversación. Las declaraciones de «yo» le permiten tener confianza y asertividad sin alienar ni eliminar a otras personas.

6. Mantén la calma.

Ser asertivo puede hacer que te sientas emocionado, pero la emoción a veces puede parecer agresión. Aprende a mantener la calma y la calma cuando te expreses; te dará más confianza y permitirá que la otra persona se relaje. Recuerde respirar normalmente y ser consciente del lenguaje corporal y el contacto visual. Estar presentes unos con otros. Mente tranquila, habla tranquila, acción tranquila: no solo te da confianza, sino que también permite que la otra persona se mantenga serena.

7. Establezca límites.

Los límites son las reglas y los límites que creas para ti mismo y que te ayudan a decidir lo que permitirás y lo que no. No querrás que la gente te pisotee, pero tampoco querrás que la gente piense que eres un matón. Establecer límites te permitirá saber cuándo debes decir que sí y cuándo quieres decir que no.

La asertividad es como cualquier otra habilidad: se necesita práctica y tiempo para hacerlo bien. Sigue trabajando en cada una de estas técnicas y pronto te sentirás más seguro.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

7 poderosos hábitos que te hacen más asertivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *