Personal y profesionalmente, las relaciones están en el centro de lo que somos. Ya sea con un padre, cónyuge o hijo, o con su jefe, equipo, compañero de trabajo o socio comercial, sus relaciones más importantes valen el tiempo y el cuidado que les dedica.

Como entrenador de liderazgo y consultor de negocios, veo los beneficios de hacer de sus relaciones más importantes una prioridad todos los días.

Las buenas relaciones no solo facilitan el trabajo; también mejoran la productividad. Las relaciones profundamente conectadas cultivan la confianza y el respeto mutuo.

Las relaciones requieren esfuerzo y trabajo duro, pero como cualquier cosa importante en nuestra vida, vale la pena preservarlas.

Aquí hay algunas ideas simples para mantener sus relaciones en marcha, en el trabajo y en el hogar.

1. Haz un tiempo dedicado a aquellos que importan.

Dedique una parte de su día a la construcción de relaciones, incluso si son solo 20 minutos, tal vez divididos en segmentos de cinco minutos. Hazles saber a los que están cerca de ti que los ves como una prioridad.

2. Ataque al problema, no a la persona.

Cuando surjan problemas, y surgirán, tómese el tiempo para comprender el problema y la persona. En lugar de repartir culpas, aproveche la oportunidad de aprender algo y practique la resolución de problemas en colaboración.

3. Sea la persona más positiva que conozca.

Las personas positivas son personas agradecidas; conocen la medida de cómo apreciar a los demás. Se enfocan en lo que les importa y hacen que lo que les importa sea importante.

4. Nunca saques conclusiones precipitadas.

No responda a ninguna situación hasta que tenga la imagen completa. Nada puede causar más daño a una relación que saltar a conclusiones falsas, así que deja de lado tus prejuicios y juicios. Aprende a mantener la mente abierta y trabaja para estar informado.

5. Promete poco y entrega en exceso.

La mejor manera de mostrar a las personas que son importantes para usted es cumplir con sus compromisos. Dar más de lo esperado.

6. Comuníquese con franqueza y honestidad.

Una buena relación comienza con una buena comunicación. No dejes que el silencio se interponga entre lo que tenéis que deciros. Se debe desarrollar una buena comunicación, y el proceso requiere esfuerzo. No dejes de hablar cuando se necesita decir algo y no hables cuando alguien más necesita ser escuchado.

7. Sea apasionadamente agradecido.

Todo el mundo quiere ser apreciado. No espere a que llegue la perfección; simplemente aprecie y disfrute de sus colegas, familiares y amigos por lo que son.

8. Conéctese a través del servicio.

Demasiadas relaciones se basan en que cada parte quiere sacar algo del trato. Pero la única forma en que una relación durará es si la tratas como un lugar donde vas a dar, no a tomar.

Trabajar en sus relaciones importantes es una forma de vida que vale la pena seguir, porque la calidad de esas relaciones es la calidad de su vida.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

8 formas sencillas de nutrir tus relaciones más importantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *