Cuando te sientes sobrecargado de trabajo, abrumado y sobrecargado, como sucede con tanta frecuencia en estos días, es posible que evites ciertas tareas, postergues una conversación difícil o tal vez incluso ignores prioridades importantes.

Sabes que cuanto más esperas, más difícil se vuelve la tarea, que cuanto más te demoras, más difícil es encontrar la motivación. Pero, ¿cómo puedes darle la vuelta?

La motivación es una fuerza que viene de dentro. Nos ayuda a seguir adelante cuando las cosas se ponen difíciles y a superar el letargo y la procrastinación.

Aquí hay 12 formas de aprovechar su motivación cuando se siente menos inspirado:

1. Cuida tu forma de pensar.

Si te concentras solo en la tarea y en lo abrumadora que es, es posible que nunca la termines. En su lugar, piense en cómo se sentirá cuando termine la tarea. Imaginar el alivio y la felicidad puede ayudarte a ponerte en movimiento.

2. Presta más atención a por qué y menos a cómo.

Si te reprimes preocupándote por cómo harás algo, lo más probable es que estés luchando contra el perfeccionismo. Trate de tomar cómo fuera de la mesa y centrándose en su lugar en por qué: ¿Porque es esto importante? ¿Por qué es digno de mi tiempo?

3. Establezca objetivos inteligentes.

El establecimiento de objetivos es más útil si recuerda establecer objetivos INTELIGENTES:Sespecífico, METROmensurable Aalcanzable, Relevado y Toportuno Los objetivos SMART pueden ayudarlo a navegar de manera efectiva a través de todas las cosas que tiene que hacer y establecer prioridades sobre la marcha.

4. Comience poco a poco.

Divide tus tareas en partes más pequeñas para hacerlas más manejables y motivarte a comenzar.

5. Hágase responsable.

Asegúrese de decirles a los demás que ha asumido la responsabilidad de las tareas y comparta una fecha límite. Es motivador tener a alguien mirando.

6. Usa el tiempo sabiamente.

Con tantas demandas en competencia, el dominio del tiempo es más importante que nunca. Aprenda a tomar el control de su tiempo y asegúrese de hacer las cosas.

7. Aplasta la procrastinación.

Especialmente cuando tu motivación es baja, es fácil ceder a la procrastinación. Disciplínese para que ahora signifique ahora, ya sea que lo desee o no.

8. Encuentra una zanahoria.

Decide una recompensa y acepta dártela cuando hayas completado una tarea o un conjunto de tareas. No tiene por qué ser exorbitante: una visita a la cafetería, un paseo o una tarde libre puede ser todo lo que necesite.

9. Mantenlo real.

Parte de la procrastinación es evitar la realidad de las consecuencias. ¿Qué pasará si no haces tu parte? ¿Cómo afectará a tu carrera? ¿Tu equipo? ¿Tu organización? Concéntrate en tu realidad y comienza a hacer que las cosas sucedan.

10. Mira a tu alrededor.

Es difícil hacer algo si estás en compañía de personas perezosas y desmotivadas. Pero si está rodeado de personas positivas y motivadas que lo alientan y empoderan, hará las cosas de manera mucho más eficiente y efectiva.

11. Pide ayuda.

Aunque puede ser difícil empezar, a veces es aún más difícil pedir ayuda. Nadie quiere parecer incompetente. Pero a menudo, incluso un poco de ayuda puede desencadenar todo tipo de energía.

12. Post-it.

Use un bloc Post-It y escriba en cada hoja algo que lo impulse y lo motive. Colóquelos cerca de su escritorio y computadora para la próxima vez que necesite un pequeño empujón adicional.

Encontrar la motivación interior puede ser difícil, pero la capacidad de mantenerse motivado, incluso cuando no se siente inspirado, es un factor enorme en su capacidad para tener éxito y algo que siempre hará bien en cultivar.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

Aprenda a encontrar la motivación interna para tener éxito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *