Dado que los trabajadores del conocimiento (ingenieros de software, escritores, empresarios y la mayoría de las personas con un trabajo de «cuello blanco») superan actualmente en número a todos los demás trabajadores en los EE. UU. cuatro a uno, está claro que los pensadores heredarán la Tierra.

Sin embargo, con días más largos, mayores expectativas y el constante ping de notificaciones y mensajes, nuestra capacidad de concentración se ha reducido a un mínimo histórico. De hecho, muchos informes muestran que los adultos sanos no pueden concentrarse en una tarea durante más de 20 minutos a la vez.

Sin embargo, nuestros trabajos y carreras dependen de nuestra capacidad de pensar durante largos períodos de tiempo.

Afortunadamente, la investigación científica ha identificado algunas formas fantásticas de combatir la distracción y aumentar nuestra capacidad natural para concentrarnos durante períodos de tiempo más largos.

Estos no son trucos, sino formas de reconstruir lentamente su músculo de la atención y concentrarse más en su trabajo y su vida.

1. Use la estructura de la jornada laboral para aumentar su enfoque lentamente

Si has llegado hasta aquí, ¡felicidades! Tu enfoque no es tan terrible como podría ser. Sin embargo, el camino para recuperar el control de su atención es largo. Los estudios han demostrado que para reconstruir el músculo de la atención es mejor dividir la jornada laboral en partes manejables, con descansos regulares entre ellas.

Después de analizar 5,5 millones de registros diarios de cómo los trabajadores de oficina usan sus computadoras (basado en lo que los usuarios identificaron como trabajo «productivo»), el equipo de DeskTime encontró que el 10 por ciento de los trabajadores más productivos trabajaron un promedio de 52 minutos. antes de tomar un descanso de 17 minutos.

Si 52 minutos suena como un maratón para usted, comience poco a poco con 20 minutos, cinco minutos de descanso, y vaya subiendo.

2. Crea una lista de «no hacer»

Las distracciones están en todas partes en nuestro mundo laboral moderno. Los investigadores han descubierto que se tarda hasta 25 minutos en recuperar la concentración después de haber estado distraído. Una solución fácil es crear una lista de «cosas que no se deben hacer»: cada vez que sienta la necesidad de revisar Facebook o Twitter o seguir cualquier otro pensamiento aleatorio que se le ocurra, escríbalo en su lugar. El simple hecho de transferir ese pensamiento de la mente al papel le permite concentrarse en la tarea que tiene entre manos.

3. Lee libros largos despacio

Según una investigación del Pew Research Center, la lectura de contenido en línea ha aumentado casi un 40 por ciento. Sin embargo, el 26 por ciento de los estadounidenses no leyó un solo libro el año pasado. Leer solo contenido breve está matando nuestra capacidad de concentración y entrenando nuestras mentes para buscar solo respuestas rápidas en lugar de explorar conceptos complejos. Comience investigando formas adecuadas de leer un libro y luego elija un clásico y pruébelo.

4. Prueba estos ejercicios de concentración de principios de siglo

No crea que la disminución de la capacidad de atención es únicamente un problema de la actualidad. A principios del siglo XX, el autor Theron Q. Dumont publicó un libro llamado El poder de la concentración que destacó una serie de prácticas para desarrollar su capacidad de atención. Aquí hay algunos:

  • Siéntate quieto en una silla durante 15 minutos.

  • Concéntrese en abrir y cerrar lentamente los puños durante cinco minutos.

  • Siga la manecilla de segundos de un reloj durante cinco minutos

Pueden parecer un poco locos, pero te sorprendería lo difíciles que son hacer estos ejercicios.

5. Trae más atención plena a tu día

La atención plena está teniendo un momento, con todos, desde el director David Lynch hasta la fundadora del Huffington Post, Arianna Huffington, practicando la meditación diaria. Y por una buena razón: los investigadores de la Universidad de Washington han demostrado que solo 10 a 20 minutos de meditación al día pueden ayudar a mejorar su concentración y extender su capacidad de atención. Además, incluso notará mejoras en su atención después de solo cuatro días.

6. Añade ejercicio físico a tu rutina de ejercicios de atención

Hacer ejercicio no solo es bueno para tu cuerpo. Los investigadores han descubierto que agregar ejercicio físico a su rutina ayuda a desarrollar la capacidad del cerebro para ignorar las distracciones. En un estudio, los estudiantes que realizaron ejercicio físico moderado antes de realizar una prueba que midió su capacidad de atención se desempeñaron mejor que los estudiantes que no hicieron ejercicio.

7. Practica la escucha atenta

Si hay un lugar en el que nuestra capacidad de atención limitada es increíblemente notoria, es cuando estamos hablando con otros. En lugar de aferrarse a las pajitas durante una conversación, practique la escucha atenta al no interrumpir, recapitular lo que la otra persona ha dicho regularmente y usar palabras de conexión como «Está bien», «Lo entiendo» y «Sí» para mantenerse involucrado y demostrar que estás escuchando

Estas habilidades no solo nos ayudan a parecer personas más agradables e interesantes, sino que también nos ayudan a entrenar nuestra mente para que se centre en la persona que tenemos delante.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

La ciencia dice que estos 7 ejercicios de atención te harán más concentrado al instante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *