Nunca antes había experimentado algo así. Cuando lanzamos nuestro producto por primera vez, los pedidos llegaron volando y recibimos cobertura de algunos de los principales puntos de venta de tecnología en cuestión de días. Parecía que no terminaría. Sin embargo, solo unos meses después, los medios de comunicación dejaron de llamar y los pedidos de los clientes se convirtieron en problemas de cumplimiento. La luna de miel había terminado.

Esos son los momentos difíciles cuando los pensamientos negativos comienzan a tomar el control. Empiezas a cuestionarte a ti mismo. ¿Soy lo suficientemente bueno? ¿Esta empresa va a tener éxito? No tengo ni idea de lo que estoy haciendo. ¿Qué pasa si fallo?

Y ahí es cuando sabes que estás en el bache.

El chapuzón es cuando la mayoría de la gente se derrumba. Es un momento de lucha justo después de la emoción del éxito inicial. Un momento en el que no ves la luz al final del túnel. Pero si sobrevives a la caída, saldrás del otro lado más fuerte de lo que puedas imaginar.

Aquí hay 10 tácticas para ayudarlo a mantener la fe y seguir adelante cuando esté a punto de darse por vencido.

Siente el chapuzón

Esto es grande. Date permiso para sentir el chapuzón. No intente combatirlo o sentirse mejor simplemente silenciando las emociones negativas. Acepta dónde estás en el momento sin juzgar ni esperar que las cosas sean distintas de lo que son.

Ver la duda como algo positivo

La duda y el escepticismo no tienen por qué resultar en parálisis. En cambio, una buena dosis de escepticismo nos obliga a confrontar y validar nuestras creencias, ideas y elecciones una y otra vez. Es una prueba de intuición que le ayuda a asegurarse de que está en el camino correcto.

Medita a menudo

La meditación es un camino para dejar de lado los pensamientos y comportamientos negativos y descubrir nuevas formas de lidiar con el estrés. Una fuerte práctica de meditación puede ayudarlo a mantener la calma cuando las cosas están de lado y aumentar su sentido de conciencia.

Ir a jugar

¿Recuerdas lo bien que se sentía el recreo en la escuela primaria? Recuerda el dicho: «Trabaja duro, juega duro», no «trabaja duro, trabaja duro». Hacer tiempo para jugar en su vida, ya sea para cantar, bailar o caminar por su sendero favorito, agregará alegría a su vida para equilibrar el estrés y la ansiedad incluso en el abismo más profundo de la inmersión.

La contracción conduce a la expansión.

La oportunidad sigue a la decepción y la expansión sigue a la contracción. En mi experiencia, mientras mantenga mi fe y me concentre en la meta, las caídas siempre me llevan a mi mayor expansión y logro.

Aférrate a tus convicciones

¿En qué crees? Saber la respuesta a esta pregunta y estar realmente comprometido con sus valores lo ayudará a mantenerse enfocado en el panorama general. Deje que sus convicciones sean su guía y lo sostenga en tiempos difíciles.

Encuentra lo bueno en las experiencias

Cada experiencia es una oportunidad para aprender. Las victorias son emocionantes, pero también hay algo que aprender de los desafíos y errores. Cuando te encuentres frustrado, pregúntate, ¿qué puedo aprender de esta experiencia? ¿Cómo me sirve esta experiencia?

Mantente activo

Al igual que la meditación, el ejercicio puede entrenar a tu cerebro para que responda de manera diferente al estrés. Incluso si no hace ejercicio regularmente, una caminata de 20 minutos puede hacer maravillas para mejorar su estado de ánimo. Desarrollar un hábito de ejercicio regular puede resultar en una mayor energía y productividad, un mejor sueño y una mejor sensación de bienestar general.

Hablarlo

Es peligroso quedarse atrapado en tu propia cabeza. Cuando tenga dudas o se tambalee por un contratiempo, comuníquese con un mentor o alguien con más experiencia. Estos asesores de confianza lo ayudarán a poner las cosas en perspectiva y tal vez incluso le ofrezcan el aliento que tanto necesita.

Mantenga un diario de gratitud

Comienza a escribir tres cosas por las que estás agradecido cada noche antes de acostarte. Cuando las cosas se ponen feas, puedes volver atrás y leer este diario de gratitud para recordar cuánto hay por lo que estar agradecido en tu vida. También es una gran prueba de que las cosas tienden a funcionar mejor.

Conclusión

Todos experimentamos la caída en algún momento y, para muchos empresarios, la caída puede convertirse en el punto de ruptura. Sin embargo, si puede mantener la fe en sus ideas y enfocarse en sus objetivos, la caída puede convertirlo en un emprendedor aún más fuerte y resistente.

Las opiniones expresadas aquí por los columnistas de Inc.com son propias, no de Inc.com.

No te rindas: 10 cosas que te ayudan a seguir adelante cuando los tiempos son difíciles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *