Al contratar nuevos empleados, muchos empleadores usan períodos de prueba para determinar si los nuevos trabajadores podrán manejar los deberes y desafíos asociados con su nuevo trabajo. Dichos períodos están destinados a brindar a los empleadores tiempo para evaluar a los empleados antes de hacer que el trabajo sea permanente.

Muchos consultores de propietarios de pequeñas empresas creen que los períodos de prueba de empleo, también conocidos como períodos de prueba, pueden ser muy útiles tanto para los empresarios que esperan poner en marcha una empresa nueva como para los propietarios de pequeñas empresas establecidas que buscan mantener o aumentar su nivel actual de éxito. Como atestiguan innumerables propietarios de pequeñas empresas e investigadores, la calidad de la fuerza laboral de una pequeña empresa puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso empresarial. De hecho, los costos de personal (salarios, beneficios, capacitación, etc.) se encuentran entre los elementos más costosos de las operaciones comerciales; este costo se multiplica si su negocio carga con un trabajador pobre. Los períodos de prueba, que pueden variar de dos semanas a noventa días, simplemente están destinados a brindar al propietario de la pequeña empresa la mejor oportunidad posible de asegurar y retener empleados de calidad, y despedir a los empleados deficientes sin sanción legal.

Sin embargo, los analistas señalan que las empresas que despiden a los empleados en período de prueba no disfrutan de una protección total contra las demandas. Estos empleados despedidos tienen menos derechos legales que los trabajadores establecidos, pero no carecen de recursos en ciertas situaciones. Por ejemplo, la doctrina del empleo «a voluntad» que caracteriza los períodos de prueba no es una defensa legal válida para los empleadores si se puede probar que el acuerdo de trabajo sugería que la terminación solo se haría por causa. Los dueños de negocios deben consultar con un abogado para minimizar su exposición a este respecto.

ELEMENTOS DE UN PERÍODO DE PRUEBA EFECTIVO

Los expertos en negocios afirman que los propietarios de pequeñas empresas deben seguir los siguientes pasos al implementar un período de prueba con una nueva contratación:

  • Asegúrese de que los detalles del período de prueba (duración de la prueba, por ejemplo) se establezcan explícitamente en las pautas de la empresa.
  • Asegúrese de que el nuevo empleado sepa que estará «a prueba» durante el período especificado.
  • Supervise qué tan bien el nuevo empleado ejecuta las tareas asignadas, utilizando medidas cuantitativas siempre que sea posible.
  • Supervisar los hábitos de trabajo del nuevo empleado; por ejemplo, un nuevo trabajador que constantemente llega tarde al trabajo o regresa del almuerzo puede ser motivo de preocupación.
  • Controle qué tan bien se lleva el nuevo empleado con los supervisores/gerentes.
  • Controle qué tan bien se lleva el nuevo empleado con sus compañeros de trabajo.
  • Determine si el nuevo empleado es un «iniciador» o uno que necesita orientación continua.
  • Proporcione al nuevo empleado comentarios que lo ayudarán a adaptar el desempeño a las expectativas comerciales; esto no solo mejorará la probabilidad de asegurar un buen trabajador, sino que también brindará al empleador una posible protección legal en caso de una acción legal por despido improcedente (la documentación que indica un patrón de desempeño deficiente tiene un peso legal significativo).

Por supuesto, no todos los empleados serán superiores, y las deficiencias en una (o incluso más) de las áreas anteriores no significan necesariamente que el empleado deba ser despedido. Por lo general, deben tenerse en cuenta factores como la disponibilidad de otros trabajadores, el desempeño en áreas críticas, etc., y pocas empresas tienen la suerte de contar en su totalidad con trabajadores de habilidades superiores, excelentes hábitos de trabajo y una sana ambición.

Pero los analistas indican que los nuevos empleados que se desempeñan mal durante los períodos de prueba rara vez pueden mejorar drásticamente su desempeño después de que finaliza el período de prueba. Después de todo, si el trabajador hizo un mal trabajo durante un período de prueba, cuando todas las partes sabían que se controlaría el desempeño, ¿por qué el propietario de la pequeña empresa debería creer que el desempeño del trabajador mejoraría al final de ese período de prueba, cuando la presión para «estar en el mejor comportamiento de uno» presumiblemente sería un poco aliviado. En última instancia, cada dueño de negocio tiene que decidir por sí mismo si el desempeño del empleado durante el período de prueba justifica la continuación del empleo.

BIBLIOGRAFÍA

CannSteven J. Ley administrativa. Publicaciones de Sage, 2002.

Covington, Robert y Kurt H. Decker. Derecho laboral en pocas palabras. Publicación del grupo occidental, 2002.

Moye, John E. La Ley de Organizaciones Empresariales. Aprendizaje de Thomson Delmar, 2005.

«Períodos de prueba: ¿Cuál es su período de prueba para los nuevos empleados?» Remodelación. marzo de 2005.

Períodos de prueba de empleo | Inc.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *